08 mayo 2016

"El juego y sus cinco funciones fundamentales" por Jerome Bruner

En primer lugar, en el juego se reduce la gravedad de las consecuencias de los errores y los fracasos. En el fondo, el juego es una actividad seria que no tiene consecuencias frustrantes para el niño. Se trata, en suma, de una actividad que se justifica por sí misma. En consecuencia, el juego es un excelente medio de exploración que de por sí infunde estímulo.
En segundo lugar, el juego se caracteriza por una conexión bastante débil entre los medios y los fines. No es que los niños no busquen una finalidad y no empleen medios para obtenerla en el juego, sino que a menudo cambian de objetivos cuando ya están actuando, para adaptarse a los nuevos medios o viceversa. Tampoco es que los niños actúen así solamente porque se les presentan obstáculos, sino por emoción y júbilo. El juego sirve como medio de exploración y también de invención. Otra cosa que tiene estrecha relación con lo anterior es la característica del juego según la cual los niños no se preocupan demasiado por los resultados, sino que modifican lo que están haciendo dejando libre paso a su fantasía. Si no pueden cambiar, los niños se aburren rápidamente con esa actividad. Si se observa a un niño amontonando bloques de madera, uno se quedará sorprendido de la diversidad y la riqueza de combinaciones que introduce en el juego, lo que brinda una oportunidad sin par de enriquecer la banalidad.
En tercer lugar, a pesar de su variedad, el juego rara vez es aleatorio o casual, sino más bien, por el contrario, parece como obedecer a un plan. Recordemos el famoso ejemplo de las dos hermanitas gemelas de Sully, en que la una le propone a la otra "jugar a las gemelas", y a continuación desarrollan un juego que consiste en compartirlo todo con
completa igualdad, bastante distinto de lo que sucede en la vida normal. Sin embargo, es interesante ver que este plan de completa igualdad es una forma de imitación idealizada de la vida. A veces estos planes son más difíciles de discernir, pero siempre vale la pena
observar con atención cuál es la finalidad formal de un juego.
En cuarto lugar, se dice que el juego es una proyección de la vida interior hacia el mundo, en contraste con el aprendizaje, mediante el cual interiorizamos el mundo externo y lo hacemos parte de nosotros mismos. En el juego nosotros transformamos el mundo de acuerdo con nuestros deseos mientras que en el aprendizaje nosotros nos transformamos para conformarnos mejor a la estructura del mundo. El juego es una actividad sumamente importante para el crecimiento.
Jugar de una sensación muy particular de omnipotencia que puede ser embriagadora y a veces incluso aterradora.
Por último, no hace falta decir que el juego divierte y que divierte mucho. Incluso los obstáculos que se ponen en el juego para superarlos divierten. En realidad, esos obstáculos parecen necesarios, porque de lo contrario el niño se aburriría muy pronto. En este sentido, yo creo que podemos asimilar el juego a la resolución de problemas, pero en forma más agradable, quiero decir que si no consideramos que el juego es fuente de diversión, no entenderemos realmente de qué se trata.

Ilustración de  Kazuko Nomoto

21 abril 2016

Víctor Bermúdez Torres - La pedagogía castiza



Resume de forma clara y concisa lo que yo pienso que debe ser la educación, por lo que estoy de acuerdo con Víctor Bermúdez. Pincha en la imágen para seguir el enlace con el artículo de "El diario" de Extremadura.

06 abril 2016

Vídeos for bass - #Jaco #Magic #Insane

#Jaco #Magic #InsaneSubscribe to the channel>>>>>https://www.youtube.com/c/videosforbasss

Posted by Videos for bass on martes, 5 de abril de 2016

05 abril 2016

Un informático en la oficina

Un informático en la oficina

¿Les ha pasado?Vean este vídeo: https://youtu.be/uox5kVGeviwwww.ateismob.com

Posted by Antiheroe on lunes, 4 de abril de 2016

Ocejón - Banda sonora José Carlos Ortiz